domingo, 3 de agosto de 2008

GALOPE DESBOCADO


Mi corazón

es un galope desbocado de fuego

cuando tú te presentas por mi lado

y mi alma se ilusiona

con la canción desnuda

con que podrían bailarse

nuestros cuerpos al faro de la luna

sin prisa sobre el alba, acompasadamente,

o sobre alguna brisa que se roba la tarde

caliente, humedecida, sonreída y silente…

Mi corazón es un suspiro

que se imagina el brillo de tus ojos

navegándose abrazo por mi beso

y no lo dejo ir; lo tengo preso

para que no te arranque la caricia

hasta que tú prefieras concederla

y en esa concesión dejar tu huella
como dejan los barcos, al mar, estela…

Mi corazón soy yo minándote en el verso,

e inventándote todas las delicias

para sembrarte amor en la sonrisa

el día que se espanten los silencios

por esa entrega núbil y genuina

que ya se gesta alegre en el interno,

y por el grato ritmo galopado

(sobre el secreto insomne de los cuerpos)

con que tu corazón se lanza desbocado…

© 2008 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...