domingo, 1 de junio de 2014

ESPEJO DE UN SONETO

EN NOCHE DE POESÍA ENAMORADA

Estoy abarrotada de poesía
sobre este blanco fácil sostenido,
y aunque la soledad sobre mi nido
es la pura verdad que acontecía

en el instante exacto, lisonjero,
indefectible, núbil, favorable;
desde mi corazón tan razonable
ofrezco un sentimiento fiel, sincero,

lleno de la bondad que doy y quiero
con el fin del recibo que requiero.
Nada debes hacer que tú no quieras…

Bueno sería crear lo que prefieras,
pero si ya lo tienes definido
deja tu sentimiento sostenido.
 


No te vuelvas a ir de la morada
sin recordarle al alma enamorada
que tu esencia se queda; permanece.

Que al instante, sin más, se enternece
y que tú volverás a ser el sueño
donde el amor se hace rey y dueño…

¿Acaso no has notado la agonía
que produce la ausencia repetida?
¿Será que te acomida la partida?
¡Tal vez ya te retornes este día!


No te vuelvas a ir sin advertencias,
mira que se me rompe algún sollozo
y es preferible estar lleno de gozo.
¡No te marches jamás que hay consecuencias!
© 2012 Madeleine E. Belliard

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...