lunes, 4 de agosto de 2008

DE LA ALMOHADA EN TU PIEL


Tembló mi corazón
de emoción y deseo
sobre la lluvia mansa
recostada
que calló desde el cielo
pensando en lo posible
del abrazo contigo
y quise ser el roce
de la almohada en tu piel
haciéndose más fiel....

© 2008 Madeleine E. Belliard


No hay comentarios:

AUTOVALÍA

Ayer cerré los ojos Y vi que un manantial se desbordaba Fluyendo cual cascada entusiasmada, Entonces, decidí enfocar mejor ...