miércoles, 27 de octubre de 2010

ERAS DUEÑO DE TI


A Carlos Manuel Rivera por
tomarse mis sueños
de sorpresa tan generosamente.


Anoche te soñé
Como sueña la parcha su sonrisa;
Brillante sol de octubre que llovizna…
Y vi tus ojos negros de bisonte
Que trepaban el viento libremente…
Eras un dios creciéndose vibrante
Sobre la cresta indómita del mar,
Entonces supe tu performance
En la búsqueda nueva del romance
Ya silencio
Ya paz
Ya luna sin entorno
Que se deja regir por el oráculo…
Definitivamente eras la nueva era sin retorno
En ese sueño tuyo que soñaba.
¡Qué bello te veías en mi sueño!
Eras dueño de ti.

© 2010 Madeleine E. Belliard
27/octubre/2010 - 7:43:46

domingo, 3 de octubre de 2010

Soneto con historia

Debería desandarte de memoria
los caminos del fuego y la caricia
porque me has incitado la delicia
del lápiz y el papel que dejan Gloria.

Debería concederme la victoria
de mirarte a los ojos y besarte,
como ya te he besado con mi arte,
con un beso de amor que deje historia.

Debería y lo haré. Estoy consciente
que sobre el aguacero de este día
tu mente que me piensa, me atesora,

tu corazón, que late, se enamora
y no te importa ya ni la porfía
con tal de proteger lo que se siente…


© 1998 Madeleine E. Belliard
MANOS DE MIEL

Te amo con mis manos
que se tornan caricias
sobre la ruta hermosa
de tu piel que me llena;
tu miel que me arrebata el amor,
seduciéndome, entregándose,
erizándose, sintiéndome...

Te amo con las manos
que te saben por dentro
y te saben por fuera.
Manos, estas, que te conocen
y reconocen los caminos
del mapa de tu cuerpo
donde leo sin prisa tus valles,
tus montañas, tus bellas hondonadas
y el caudal de tu río desbordándose...

Te amo con las manos conocedoras;
sabias manos que te intuyen el gusto,
manos éstas de amor para adorarte,
manos mías y tuyas para amarte.

Poetas manos, que cuando no te tienen,
te inventan en la rima rítmica
que te cuenta los deseos infinitos
y en este anhelo de andarte
que sofocan calladas
sin ruido entre los versos
apaciguando el tiempo y esperando...

Te amo este septiembre, con estas manos
que quieren ser noviembre para amarte.

© 1989 Madeleine E. Belliard

HASTA LA ETERNIDAD


Dejé rodar mis ansias

por el núbil deseo
de flotar tiernamente
en el aire del vuelo
donde tú te amaneces
cual sirena en coloquio

y deduje al instante
que tus ojos lumínicos
eran faros al viento
indicándome quietos
el secreto del puerto
que arrebata a la barca
nombrada con mi nombre
y a la espuma discreta
que susurró tu nombre

... entonces sin escrúpulos
desnudé la inocencia
hasta la eternidad
para entregarla toda
en las olas del mar...

¡¡¡...Y nos amamos!!! Así sin más ni más.

© 2004 Madeleine E. Belliard

sábado, 2 de octubre de 2010

CUANDO SE TIENE FE

Te quiero dibujar deliberadamente
Como si fueras dedo por mi frente
Volviéndose pincel intermitente

Haciéndose ilusión en la alegría
O pura algarabía que inclemente
Se acumula, por fe, en noches de poesía
Enamorada yo
Quisiera ser el verso
Quisiera tu canción haciéndose en mi verbo
Y quisiera también ser lo insurrecto
Pero sólo distancia se acontece
Entre tu amor y el mío

Hay un mundo infinito entrenándome el alma
Y estoy aquí conmigo queriendo resolverlo
Para poderte dar lo que tanto deseas y quisieras
Hay una espera aún
Y espero que la esperes con paciencia
Igual que yo la espero quietamente
Porque su recompensa
Nos dejará perpleja la inocencia
Sólo pido: ¡Ten Fe!
Ya verás lo que pasa cuando se tiene fe…

© 2010 Madeleine E. Belliard

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...