sábado, 8 de agosto de 2009

SONETO REFLEJÁNDOSE EN SÍ MISMO


Con el leal propósito del viento
he besado la lluvia y la cascada
que me dejó la voz entrecortada
perdiéndose de mí lo que yo siento

Y al alejarme sola de ese invento
supe que tenía puertas la alborada
por donde entra la magia disfrazada
de canción y poesía sobre un cuento

Entonces sin que se duplicaran sombras
y sin multiplicarte los espejos
me decidí de pronto por el vuelo

desnutriendo de cuajo algún desvelo
de los que están poblados de consejos
ahí donde eternizas lo que nombras

para tomar el vuelo con que asombras
cuando tu alma liberta vuela lejos
sin temores sin mapas y sin velo

Eso me causa risa en vez de celo
por la palabra sabia sin reflejos
pues al volarte libre no me asombras

más bien sé que tu vuelo queda atento
sin importar que sea la madrugada
aun si fuese la ruta derrotada
del sonido sutil del pensamiento

por eso si se pierde lo que siento
en la lluvia que cae entusiasmada
anuncio con la voz enamorada
lo leal del propósito del viento...

© 2009 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...