sábado, 8 de agosto de 2009

ELLA


A Julieta García porque sí y por su decisión de amar los perros gratis

Ella puso un cacharro en la mata de afuera
Y desbordó en el agua sentimientos
Para que el sol ardiente
No matara de sed sus animales

Los cachorros venían y se iban
Afanosos por darle gusto a ella
Que era su madre tierna
La madre del alivio de sus penas

Ella invocó la luna
El día que ella naciera
Y la luna se puso sigilosa
A marcarle la huella

Quizás por eso ella es tan cual la marea
Que se mueve despacio
Con su rico vaivén seduce estrellas

Ella enamora dulce mi poema
Y yo dejo que ella
Haga con mi palabra lo que quiera…

© 2009 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...