miércoles, 31 de diciembre de 2008

31 DE DICIEMBRE:


Recuerda dejar tu huella
indeleble en este espacio,
recuérdalo sin cansancio
y verás la luna bella
tras el brillo de tu estrella.
La verás, tal vez, opaca
porque tu Luz se destaca
sobre las constelaciones
con sus buenas intenciones
donde lo triste se aplaca.

La verás desentendida
como si fuera otra cosa;
ya no será tan gloriosa
esa luna arrepentida
aunque siempre consentida.
Eso será de esa forma
porque siguiendo la norma
de lo que debiera ser
tu huella tendrá Poder
y conseguirá reforma.

Por eso es tan importante
que te acuerdes de dejarla.
Recuerda depositarla
con el fulgor del diamante
para que brille constante
sobre este espacio bendito
cosa de que el Infinito
no se quede sin tu Luz,
pues eso sería una cruz
que mataría lo bonito....

© 2008 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...