viernes, 3 de octubre de 2008

POR EDUARDO VILLANUEVA

¿Serás mi pana el poeta
o quizá seas otro hombre
que llevas el mismo nombre
del que décima interpreta
sin saber tocar trompeta?
Yo no sé si eres amigo
o si serás el testigo
de mi loca obstinación,
pero es mi gran ocasión
de poder contar contigo...

Por eso me acerco a ti
con respeto y reverencia,
porque tú tienes la esencia
de aquel que te describí.
Él es un moriviví
que canta en mi serranía.
Él forma una algarabía
donde quiera que se encuentra
y con décima él enfrenta
la vida con su porfía…

Si tú no eres el Eduardo
que se sale con la suya
hasta cuando canta trulla
(el hermano de Ricardo)
entonces serás un nardo
que nació en otro vergel
y que no conoce a aquel
cantor tan galardonado;
ese que han condecorado
por dar lo mejor de él…

Si ese es el caso, mi amigo,
que me disculpes te pido
por haberte confundido.
Tú no te enojes conmigo,
igual has sido testigo
de mi décima más nueva,
una que en el alma lleva
lo más bello de su esencia
levantando la conciencia
por Eduardo Villanueva

© 2008 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...