martes, 1 de julio de 2008

¿TE ATREVES? ¡TE INCITO!

Hoy es el primer día
de todos los vividos
sin ceros
sin tientes
sin iguales
que tengo

más que antes
y menos que mañana
distorsionado entre la noche
que se verá más tarde repetida

Hoy la luna me avanza
hacia la sed tranquila de la tierra
donde yo me pretendo
para espantar a besos soledades
después de tanto tiempo de haberlo deseado

Y en un rincón del alma
donde ya no hay más pena que se guarde
aún me queda el abrazo que le debo a tu nombre
y pretendo pagarlo con agosto y acorde

Hoy
desandaré los días de regreso
mientras ruego a la brisa
elaborada y tierna
que te cuide de tristes y presagios salados
en tanto yo te entrego el prometido
con que quiero besarte la demora

Ojalá la figura no se marchite pronto
y vuelva a sonreírte la sonrisa
mereces esa parte de ti misma

Una vez se perdieron los sollozos
en un poema viejo de la Julia
por favor no los busques y déjalos perdidos
para que no desangren tu sentido

Ellos son asesinos de la Paz sin fronteras
que podrías encontrar por donde quieras

Si tuvieras adentro tentaciones
no las dejes salir ay aguacero
Es tiempo de podarte
los inciertos que hieren
Es tiempo de arrancarlos
a sorbos de alegría
¿Te atreves? ¡Te incito!

© 2008 Madeleine E. Belliard

1 comentario:

Rosa dijo...

Madeleine............. Por divina sincronia nos reencontremos a traves de tu blog. Hermoso...........

Bendiciones y exito en tu autoexilio.

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...