jueves, 26 de junio de 2008


UNIVERSAL

Algo me sabe a ti
Algo me huele a ti
en esta inmensidad
donde voy a mi estrella
a rescatar la fuente de mí misma
Estoy entusiasmada de paisajes
y la canción se vuelve
como gaviota errante entre montañas
a silbarme sus vientos
mientras la vista, sola,
se detiene y se expande
sobre las geografías
etéreas de vibraciones milenarias
que llegan del futuro
ininventado todavía
… Y todavía
la lluvia de tus pasos sigue ahí;
amilanando eternos
de perfectos y exactos transparentes
para decirte desde el eco del Infinito:
¡Te Amo!

© 2008 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...