jueves, 5 de junio de 2008

SABIENDO QUE VALÍA

Te dí la libertad
sobre la encrucijada de algún beso
para que decidieras
y tomaras acción

Inútil fue el deseo

La cadena sonó desafiante

La mirada voló enmudecida
y una lágrima roja
descoronó los hechos sin justicia

La mano voló grietas
que marcaron el alma
para siempre
y la infancia se fue
a esconder tras el miedo
con la esperanza rota

...

Hubo un silencio
largo
quieto
tendido
hasta que vió la luz
por alguna rendija del bloqueo
y decidió valiente
tomar la libertad que le tendía

...

Entonces
ya sin miedo
agarrandondo la mano
de la niñez desnuda
inició la jornada en el nuevo camino:

Se despertó del odio
lo deshojó deprisa
es decir
que con la frente en alto
sabiendo que valía
comenzó a caminar...
© 2008 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...