lunes, 16 de agosto de 2010

RECUERDA LA ALEGRÍA

Divaga en la alegría
Crepusculariamente
Como si cada tarde se extinguiera
Por él y por su risa
Delirio de grandeza

Remonta el arco iris sin descanso
Un verso se atraviesa y lo sorprende
Con las manos mojadas
Eso lo pone tenso y se relaja
Da pie a que la alborada lo sorprenda
Y así pasa en los años
Sin que los años pasen por su frente

Él es como la espiga
Puro y deliberado
No se afana por nada
No teme
No descuadra
Siempre sabe posarse
Quietamente
Pareciera a que todo se le adhiere

Él canturrea los pasos en silencio
Y en silencio claudica al enemigo
Ya que su Luz alumbra los caminos

Sus sandalias gastadas
Pisan la diez al paso
Y mi recuerdo vive nuevamente
Lo rico de su abrazo

No sé dónde andará
Ni si es ángel o es ave
Sólo sé que su mano
En mi mano es la clave

Sonaré sin descanso mi tonada
Sonará sin silencio su canción
Y en el aire se tiñe la oración
Que descubre la voz y la coartada
De la casa dorada
Ha de ser la poesía
Que se va desbocada….

Una última cosa
Cuando pase la vida por tu casa
Recuerda la alegría
Ella se vuelve sol de medio día...


© 2010 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

ANHELO DE TENERTE Mimetizante anhelo de tenerte Sobre el borde dorado de la tarde Que se rosa se viste, Pero tú ya no estás…. ...