miércoles, 4 de noviembre de 2009


CASI SIN PRISA

Tomaréte las manos y la espalda
En un sueño de luna enamorada
Para que no te quiebren las guitarras
Cuando queden sin canto las cigarras

Será como la entrega cadenciosa
Del perfume que emana de la rosa
La condición de vuelo y de caricia
Con la cual rodarás en la delicia

De las manos que saben tus delirios
Del derroche de luz en la caricia
Y de la intimidad de la sonrisa

Con que desgarra el manto de los lirios
La ilusión pasajera; la delicia
Y la entrega total casi sin prisa…

© 2009 Madeleine E. Belliard

Auspicia a nuestros patrocinadores.

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...