lunes, 30 de marzo de 2009

PARA QUE YO ME ARROPE


¡Te siento!
Mi alma es una copla que te canta.
La tarde se deshace sobre el broche
que desgaja a la noche
y el canto del sinsonte
desnuda despacito las ganas de tenerte.
¡Quién Sabe! Quizás hoy puedas darme
tu inocencia para que yo me arrope.


© 2009 Madeleine E. Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...