viernes, 8 de julio de 2016

CAUDILLO DE SU SUERTE



Abre tus alas fuertes y aguerridas
echándote a volar por las riveras
para que te sorprendas de la vida
con su cascada insomne y lisonjera.


No devuelvas al mar la caracola
ni los pasos andados a la noche,
más bien seca una lágrima al sinsonte
que descendió iracundo desde el monte.


Si el devenir se asoma de repente
cuando vayas pasando por el puente
ni temas, ni le tiembles; hazte fuerte
para que seas caudillo de tu suerte.


©2016Madeleine E Belliard

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...