lunes, 7 de abril de 2008

A LA HORA DEL TÉ


A la hora del té tomo café
y cambio mi actitud: elijo ser feliz
por derecho ganado de consciencia
Elijo libertad como pueblo y persona
Elijo la verdad como pauta de vida
Reconozco que soy un ser humano
que a veces se tropieza y se levanta
con más fuerzas que ayer
y ganas de vencer
Si cometo un error
lo admito y me disculpo
aunque me dé trabajo el admitirlo
y luego hago el esfuerzo
de jamás repetirlo
Soy abierta, fiel, franca
Soy humilde y sencilla
Soy valiente y me encanta
Descubrí la alegría
escondida detrás de mi tristeza
y quise rescatarla
Desbaraté la rabia a puros versos
y los besos colgados
se murieron de risa en el espejo
Hace un Ahora exacto
descubrí que no hay nada en el pasado
sólo recuerdos
polvo
vano
y en el futuro, inútil, nada existe
Supe también viviendo de la entrega
y se lo entregué todo
sabiendo el infinito de posibles
con el cual se maneja
Soy PAZ y Soy AMOR
porque entendí lo absurdo en la violencia
así que voy en Pro y ya no en contra
Si vas contra la guerra no me invites
que yo no tengo tiempo para eso
me ocupa más la PAZ
Si contra la violencia no me llames
que sólo tengo AMOR para entregar
Búscame si deseas salvar al árbol
si quieres que la ardilla tenga casa
y luchas porque el bosque prevalezca
Búscame cuando vayas de jornada
a recoger basuras a las playas
o cuando busques Oro
en los ojos de un niño acorralado

Búscame en el diamante
que guarda el alma herida
de la mujer violada en sus derechos
porque allí me hallarás abriendo brechas
que den Luz al camino y a las huellas

Búscame aquí y allá
por el planeta
tratando de hacer algo
que merezca el esfuerzo
todo el tiempo
y haciéndolo de paso
por no perder el tiempo

Búscame cuando quieras un abrazo
fraternal y certero que te arrope
que d’esos tengo muchos
y no están a la venta
se obsequian con amor
igual que la sonrisa

y si algún día yo osé
tomarte algo prestado
que nunca devolví
(no pienses que he robado)
te lo devolveré completo y con ganancias
Si no lo he regresado es que aún
no he llegado

A la hora del té yo cambié mi actitud
Elegí lo mejor de cada día
a conciencia extendida
Elegí no morirme en el intento
más bien ponerle ganas
Elegí la enseñanza que llegaba
de todas las miradas
Elegí agradecer
por todo lo vivido
por todo lo ganado
por todo lo elegido

Elegí que el fracaso no existía
y que sólo era parte
del camino que andaba

Yo elegí
y descubrir que yo pensé en mi mente
todo lo que viví
por lo tanto es perfecto para mí

He aprendido mucho en mis procesos
Por ejemplo aprendí
que la gente madura en su momento
y no cuando lo paute cualquier otro
Aprendí que el camino se hace andando
y no soñando andar
Aprendí mis vivencias cotidianas
viviendo un día a la vez
pues sólo eso podía
Aprendí a confiar
y confiando
descubrí la belleza
Supe de sus colores
y entendí del aroma y sus sabores

Aprendiendo llegó lo que esperaba:
Una revelación; y comprendí lo que antes
inexplicaba mi alma
Desde entonces yo sé que necesito
abrirme como niña que descubre
para poder crecer día tras día
sin que nada me turbe

Acepto la alegría
como pauta de vida
Acepto plenitud
Salud
y guía
Acepto la riqueza y la bendigo
y bendigo el gran bien en el que vivo

Soy toda Claridad
Soy manantial
Soy libro

A la hora del té bebo café
Y vibro


© 2008 Madeleine E. Belliard

Este poema se escribió en Girardot, Cundinamarca, Colombia; hoy 7 de abril a las 5:46am con la Consciencia despierta…
Me lo dedico
Sólo porque me amo

No hay comentarios:

GEMIDO DE UN ACORDE Oigo el gemino de un acorde blanco Que desliza su sol en sostenido alto Mientras la mano rueda Genialidad ...